Para ateos, agnósticos y no practicantes | Las series de Netflix que los expertos recomiendan para Semana Santa

La Semana Santa es sinónimo de ayunos y jornadas de arrepentimiento por haber obrado en contra de la voluntad divina, aunque para otros representan unas mini vacaciones para disfrutar en un sofá o en la cama series televisivas.

Aquí algunos títulos nuevos y no tan nuevos que se pueden encontrar en la plataforma Netflix y que pueden verse de un tirón.

Peaky Blinders 

Serie de televisión británica de drama histórico. Protagonizada por Cillian Murphy, la serie se centra en una familia de gánsteres establecida en Birmingham durante el año 1919, y de cómo su feroz jefe Tommy Shelby (Murphy), intenta ascender en el mundo. Los creadores de la serie se basaron en los Peaky Blinders, una familia criminal real de finales de siglo XIX que estuvo activa en la ciudad hasta la década de 1910 y que cosía hojas de afeitar en sus gorras. ​

Peaky Blinders ha logrado el aplauso unánime de la crítica especilizada desde su estreno y ha sido elogiada por su cuidada ambientación, sus guiones y la actuación de su reparto. La serie ha logrado varios premios, entre ellos el de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión al mejor director y mejor fotografía; o el premio de la Academia Irlandesa de Cine y Televisión al mejor actor principal.

Se trata de cuatro temporadas con lo cual es difícil concluirla en esta Semana Santa, pero bien vale la pena comenzar a verla.

 

El Marginal 

Es una de las mejores series argentinas de género drama policial creada por Underground, escrita por Adrián Caetano y dirigida por Luis Ortega, con Sebastián Ortega como productor ejecutivo. Se estrenó en la Televisión Pública Argentina el 2 de junio de 2016, con muy buena crítica por parte de la prensa especializada. Desde el 7 de octubre de 2016, también se encuentra disponible en 70 países a través de Netflix.

Narra la historia del expolicía Miguel Palacios (Juan Minujín) ingresa como convicto en la prisión de San Onofre con una identidad falsa, Pastor, y una causa inventada. Su misión es infiltrarse dentro de una banda mixta de presos y carceleros que opera desde adentro del penal. El grupo acaba de secuestrar a la hija adolescente de un importante Juez de la Nación y, por lo tanto, la misión de Miguel consiste en hallar a los captores y descubrir el paradero de la chica aunque luego todo se complica y el suspenso es la regla.

Son 13 capítulos de entre 45 y 50 minutos cada uno con lo cual la Semana Santa es ideal para ver la primera temporada de un tirón.

 

 

Día a día

Empezamos con una sitcom con un corte muy clásico, grabada con público en directo y que es un remake de otra serie más clásica todavía creada por Norman Lear en 1975. Pero esta nueva versión está totalmente adaptada a los tiempos que corren: protagonizada por una familia de inmigrantes cubanos, la serie se atreve a tratar temas sociales y a adentrarse en territorios oscuros como el síndrome postraumático, la identidad sexual, la religión o el racismo. Con un buen grupo de actores liderado por Justina Machado y la gran Rita Moreno, la serie lleva a los espectadores a una montaña rusa de emociones entre la carcajada y la lágrima. De nuevo, que no os eche para atrás su aspecto antiguo, es mucho más de lo que parece.

Se trata de dos temporadas de 13 capítulos cada una de 30 minutos.

 

Tabula Rasa

Thriller psicológico de origen belga que acaba de aterrizar en Netflix. La protagonista de esta historia es una mujer que, desde que sufrió un accidente, sufre de amnesia, de forma que solo recuerda lo anterior al accidente y cada día su mente empieza de cero. Sus problemas mentales la han llevado a estar encerrada en un psiquiátrico, donde la visita un detective que asegura que ella fue la última persona en ver a un hombre que ha desaparecido. Para ayudar a la investigación deberá tratar de poner su mente en orden y recuperar los recuerdos perdidos. Un absorbente thriller que engancha con toques sobrenaturales y de terror.

Son nueve episodios de unos 50 minutos.

Rick y Morty

Una serie de animación en la que un científico alcohólico (Rick) y su nieto (Morty) viajan por el cosmos y por universos paralelos en busca de aventuras. Ahora que la tercera temporada acaba de llegar a Netflix (en España, antes la estrenó TNT), aprovechamos para recomendar esta alocada historia creada por Dan Harmon y Justin Rolland que no solo es divertidísima —eso sí, con un humor muy particular, un tanto friki y no apto para todos los públicos—, también maneja los conceptos de la ciencia ficción mucho mejor que la mayoría de las series de ciencia ficción.

Son tres temporadas de 10 episodios (salvo la primera temporada que tiene 11) de solo 22 minutos.

Una serie de catastróficas desdichas

Los huérfanos Baudelaire no tienen suficiente con tratar de salir adelante en la vida tras la muerte de sus padres. Encima tienen que tirar de ingenio para lograr escapar de su persistente tutor, el Conde Olaf, que quiere hacerse con la herencia de los niños. Las historias de los libros juveniles escritos por Daniel Handler bajo el pseudónimo de Lemony Snicket tienen ahora versión televisiva con esta serie cuya segunda temporada se estrena el Viernes Santo (día 30). Neil Patrick Harris es el maquiavélico y mutable Olaf en esta serie apta para ver en familia. Cada dos capítulos cubren un libro, lo que hace que su visionado sea bastante cómodo.

La primera temporada tiene ocho episodios de una duración que oscila entre los 42 y los 64 minutos. La segunda entrega tendrá diez capítulos.