Hay más de 700 contratos irregulares.

El gobierno de Mauricio Macri dejó un PAMI arrasado, según se informó este viernes, con números rojos que hablan de una gestión deficiente.

El 9 de diciembre del año pasado, a horas del cambio de gestión, se renovaron de manera irregular 726 contratos. Página 12 informó que de esa cifra, 164 personas no cumplían función alguna.

La deuda acumulada al finalizar la gestión fue de 19.000 millones de pesos y el déficit anual fue de 8.400 millones de pesos.

El matutino agregó que los datos surgieron de una auditoría realizada por las nuevas autoridades, que verificaron contrataciones irregulares en consultoría por 88 millones de pesos que equivalen a 5.700 prestaciones médicas perdidas. También hallaron 17.972 bolsas de Ostomía vencidas y compras de pañales para adultos al mismo precio que en la cadena de farmacias más cara del mercado.