Gustavo Solis.

La acusación fue realizada por la Auditoría General.

La Auditoría General de la Provincia denunció que el intendente de Rosario de la Frontera, Gustavo Solís, desvió fondos por más de 100 millones de pesos.

Municipalidad de Salta

Se trata de un nuevo caso de un intendente salteño acusado de un enorme fraude a las arcas públicas. La Auditoría analizó los números de la Municipalidad y la Cooperadora Asistencial entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2019.

Según informó el periodista Oscar Correa vía Twitter, la Auditoría encontró órdenes de pago fantasmas, obras para fundaciones inexistentes, entre otras.

«Encontramos facturas y pagos duplicadas, personas que no tenían capacidad y que tenían millonarios embargos, por lo que no podían ser contratadas. También hubo fundaciones en el medio. Los montos son muchísimos», precisó el auditor Mariano San Millán.

En la mira están el intendente Solís y el senador provincial Javier Mónico, secretario de Gobierno de la Municipalidad en el período auditado.

El informe, de 900 fojas, es muy detallado y muestra cómo se realizaron maniobras para sacar fondos públicos. Habrá una investigación penal.

Te puede interesar:

Quijano | Para hacer campaña, el ex intendente regaló los terrenos de la planta depuradora