Pacto FMI | El Gobierno ajustará fondos para obras públicas y tarifas de servicios

Las condiciones con el fondo multilateral implican reducir el déficit primario. Menos dinero para provincias.

El Gobierno prevé reducir los subsidios al Transporte Público entre 70.000 y 80.000 millones, que equivalen a un 0,4% del PBI. Todo dependerá del Presupuesto 2019 que el oficialismo presentará al Congreso. Allí se buscará reducir el déficit fiscal del 2,7 por ciento al 1,3% prometido al FMI.

Las promesas de ajuste son inevitables, a pesar de ser 2019 un año electoral. Ése es el acuerdo con el organismo que lidera Christine Lagarde, logrado días atrás en Washington.

Según detalla el diario Ámbito Financiero, el recorte pactado gira en torno al 0,6% de Obra Pública y gastos capitales; 0,3% de transferencias a Provincias; y entre 0,1 y 0,2% de salarios y bienes y servicios. Por su parte, otro de los gastos que el Gobierno pretende ajustar tiene que ver con los subsidios a las tarifas de los servicios públicos (agua, gas, electricidad) y al transporte público. El monto, dicen, ronda los 70 mil y 80.000 millones dólares.

«Nos hicieron creer que los subsidios eran gratis, que la energía era barata, pero era mentira», apuntó el Presidente Mauricio Macri al intentar justificar el auxilio pedido al FMI. Sobre ello, Macri anunció en la conferencia de prensa en Cachi que «no es facultad del Congreso fijar tarifas», luego de vetar la ley que pretendía retrotraer el precio a los servicios aprobada.

De esta manera es que el Gobierno buscará ajustar la inversión pública en el Presupuesto 2019. El préstamo del FMI por 50.000 millones de dólares vendrá por partes, una vez evaluada la política económica de Argentina.