Pablo Kosiner | «Si en vez de acusar a la oposición, Dujovne convocaba a dialogar, otra pudo ser la historia»

La Casa Rosada no logró frenar el proyecto de la oposición que pone límites a los tarifazos. El mismo se tratará el miércoles en el congreso nacional y hay número para aprobarlo con una modificación: sacar del texto la rebaja al IVA que es rechazada por los gobernadores.

Ni el veto presidencial ni el sermón de que el vínculo de Macri con los gobernadores se dañará, dio resultado para frenar el proyecto de ley que limita la suba de tarifas. Por ahora el Gobierno nacional sólo apuesta a negociar con los jefes del PJ una postergación de la sesión de Diputados y abrir una negociación sobre retoques en las tarifas pero según la edición de hoy del diario Clarín, la liga opositora no contempla esa alternativa.

Tres referentes legislativos dijeron a ese medio que hay número para sesionar y aprobar: el peronismo no K garantiza los votos para que se apruebe la ley de Mercado de Capitales y promete «limpiar» el proyecto sacando en el recinto el mismo miércoles la rebaja del IVA a los servicios públicos, algo que fue objetado por la Casa Rosada y gobernadores opositores.

Ante ello, el presidente Macri deberá capear la tormenta que según los analistas se nutrió de varios errores. Uno de ellos fue la picardía maliciosa de su Jefe de Gabinete, Marcos Peña, de contar sus charlas privadas con los gobernadores sobre lo que harían sus diputados con lo cual varios diputados se preguntan irónicamente y no sin menos malicia si «¿Ahora son empleados de Peña?».

El otro error del gobierno tuvo que ver con las críticas que Nicolás Dujovne hizo a los opositores tras la estampida del dólar. «Si en vez de acusar a la oposición, Dujovne convocaba a dialogar sobre el momento económico y tarifas, otra pudo ser la historia», repasó Pablo Kosiner, jefe del Bloque Justicialista.

Pero el pecado original en la micro historia de la pelea por tarifas fue que la rebeldía contra las subas la expresó Alfredo Cornejo, el gobernador de Mendoza y jefe de la UCR, secundado por Elisa Carrió. Eso motivó la encerrona mayor del PJ que reporta a los gobernadores. «Si sus socios plantearon, nosotros no somos meros espectadores, pretendemos darle una solución a un tema muy complejo», dijo Diego Bossio a Clarín.