En esos términos de indignación se refirió el diputado nacional por Salta sobre los dineros que Nación debía destinar a Salta según la Ley de Emergencia Alimentaria.

En comunicación con Radio Nacional, el diputado salteño Pablo Kosiner, pronto a dejar su banca en el congreso, detalló el reclamo que vienen realizando en cuanto a lo que significa el dinero que el Estado debía enviar según lo estipulado en la ley de emergencia aprobada hace escasos dos meses.

“Hemos pedido hace más de un mes por carta a la ministra Carolina Stanley la remisión de fondos a las provincias de Salta y el resto, de acuerdo a lo que la ley de emergencia establece, porque esta ley en materia alimentaria aprobada lo que hace es prorrogar un decreto del año 2002 donde se establecen los criterios de distribución que son muy claros: de la totalidad de los fondos disponibles debe distribuirse el 40% de acuerdo a los índices de pobreza y un 60% de acuerdo a los índices de coparticipación”, aseguró el legislador.

Kosiner también comentó que no se han recibido fondos vinculados a la mercancía alimentaria, hasta el día de hoy. “Nos resulta injusto que sean las provincias quienes tengan que hacerse cargo de esta situación que se genera producto de las malas políticas nacionales que se aplican, porque el crecimiento de los niveles de pobreza o la crisis alimentaria se generan por las variaciones macroeconómicas del país. Sabemos que una devaluación como la que hubo en Argentina y se sigue dando día tras día, coloca a miles de argentinos por debajo de la línea de la pobreza”, recalcó, para luego hacer hincapié: “Resulta inconcebible que el estado nacional, siendo el principal responsable de la situación socioeconómica en la Argentina, esté al margen de la atención de los problemas alimentarios que se generan, y eso es lo que hace que sigamos insistiendo en reclamar estos fondos”.

“Independientemente de los mandatos y de lo que le falte al actual gobierno, el día a día lo sufren millones de compatriotas nuestros, fundamentalmente niños y madres en los comedores y tienen problemas de acceso a la alimentación. La Provincia de Salta está invirtiendo más de 350 millones de pesos propios para el tema. Es inconcebible que el estado nacional no aporte su parte, entonces seguiremos insistiendo hasta el último día que esos fondos se remitan, que en su momento eran 4.000 millones de pesos, es decir el 50% de los fondos no ejecutados en materia alimentaria para el mes de septiembre de este año cuando se aprobó la ley”, detalló el diputado.