Pablo Kosiner pide respetar el principio de no injerencia de las Fuerzas Armadas en cuestiones de seguridad interior

Lo indica un proyecto de su autoría que podría tratarse en una sesión especial del 8 de agosto. La misma fue convocada por el peronismo “dialoguista” para “derogar” el decreto que faculta a las FF.AA. a actuar en seguridad interior.

Los bloques Argentina Federal y del Frente Renovador acordaron una convocatoria conjunta a una sesión especial para el próximo 8 de agosto. En esa sesión proponen derogar el decreto de Mauricio Macri que involucra a las Fuerzas Armadas en seguridad interior.

La convocatoria incluye dos proyectos de ley por la derogación del decreto presidencial, entre ellos el presentado por el kirchnerista Agustín Rossi, además de una iniciativa del massismo: “Ley de Seguridad Ampliada y Atribuciones Subsidiarias de Defensa”. Este proyecto es del año 2017 y busca modificar el primer punto de la ley de Defensa, en el que indica que “las facultades subsidiarias de las Fuerzas Armadas Argentinas se establecerán mediante leyes especiales”, que contempla la iniciativa en sus otros artículos. Allí se establece que las FF.AA. podrán “realizar patrullaje, control custodia, apoyo logístico, inteligencia asignada específica, peritaje y vigilancia, en forma integrada, coordinada o conjunta con las fuerzas de seguridad en zonas de frontera terrestre o territorios de intervención asignada”. Entre las atribuciones de las FF.AA. figuran “registros de personas, pertenencias, vehículos terrestres, embarcaciones y aeronaves en el marco de la prevención y acción frente a actividades ilícitas”, así como detener a quienes “se encuentren en curso de delitos flagrantes”.

Por su parte, el bloque del peronismo federal se reunirá el próximo martes y solicitará incorporar al temario un proyecto de Pablo Kosiner con una orientación diferente: solicitar que el Gobierno convoque al Consejo de Seguridad Interior “a efectos de definir un Plan de Apoyo Operativo para la lucha contra el narcotráfico”, que consiste en “la urgente redistribución de los efectivos de Gendarmería Nacional a efectos de retomar de manera efectiva el criterio de control y vigilancia de las fronteras”.

“Debemos hacerlo respetando el principio base de los consensos democráticos de la no injerencia de las Fuerzas Armadas en cuestiones de seguridad interior como principio general”, sostiene la iniciativa en sus fundamentos. Además, propone la derogación del decreto presidencial y abrir un debate sobre seguridad interior en el Congreso.

La convocatoria sorprendió al kirchnerismo, a cuyos legisladores no consultaron, por la fecha elegida: el mismo día que el Senado tiene programada la sesión en que se definirá si se convierte o no en ley el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo. “No nos invitaron, lo firmaron entre ellos”, explicó Rossi. En cambio, estaba informado que la convocatoria del peronismo “dialoguista” incluía su proyecto para derogar el decreto presidencial.

“Tenemos voluntad de ir” a la sesión especial, afirmó el ex ministro de Defensa sobre la decisión que adoptaría su bloque, aunque aclaró: “No me parece conveniente que la sesión incluya temas que van en el sentido contrario de los que queremos derogar”. “Consideramos que el consenso que existe entre las distintas fuerzas parlamentarias de oposición alcanza a que las FF.AA. no actúen en seguridad interior.”