El caso tuvo lugar en una subcomisaría de Orán. Acusan al efectivo de sustraer documentación y tarjetas bancarias.

En otro caso más que empaña el accionar policial, que supuestamente debería controlar el delito, no cometerlo, la Jefatura de la institución azul optó por apartar a un suboficial acusado de robo.

Según reportaron, este uniformado con 20 años de servicio sustrajo  documentación y tarjetas bancarias a un compañero policía. El hecho se dio en la Sub Comisaria 9 de Julio, Orán.

Todo se inició tras la denuncia del faltante. “De la investigación tecnológica desplegada entorno a la sustracción”, indica la crónica policial, “surgió como sospechoso un sub oficial que trabajaba en la misma Dependencia”.

El sindicado poliladrón terminó separado de su cargo y quedó a disposición de la Fiscalía Penal N° 3 de Oran. Paralelamente se remitieron los infirmes a la Oficina de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad.