Foto: Radio Cadena NOA

A través de una rifa juntaron fondos. La donación estaba destinada al uso del personal de la salud, y terminó en una oficina. Hay indignación.

A fines del mes de octubre, vecinos oranenses organizaron una rifa. La finalidad: dotar de una heladera a médicos y enfermeros del Hospital San Vicente de Paul. Todo se concretó con normalidad, pero un mes después se supo que el electrodoméstico terminó en otro lugar.

Municipalidad de Salta

Radio Cadena NOA, de Orán, destapó la olla. A través de unas fotos viralizadas, dio cuenta de que la heladera fue a parar a la oficina de la gerencia del hospital.

“Se encuentra ubicada en la Gerencia, donde desempeñan funciones el Gerente y Sub-Gerente, Dr. Guido Flores y Dr. Montiel. Además, suelen sacar refrescos de la misma y funciona”, publicaron.

En las redes sociales la noticia corrió como reguero de pólvora. Hay indignación por la falta de respeto para con los vecinos solidarios que juntaron el dinero con el que compraron la heladera en cuestión que debía estar destinada a otro uso.

En tanto otros medios, como La 10 Orán, detallaron que si bien la heladera está en la gerencia, de ella hacen uso también médicos y enfermeros.