Esquina donde el policía ebrio al volante atropelló a su colega.

El infractor es un cabo de la Policía de Salta. Manejaba con un alto porcentaje de alcohol en sangre.

El hecho tuvo lugar el fin de semana en Barrio Güemes, de Orán, alrededor de las 5 de la mañana. Ahí, en la intersección de calles Pedro Ortiz de Zárate y Güemes, una patrulla realizaba un control de rutina en la vía pública.

Junto al móvil policial estacionado se hallaba un sargento ayudante, cuando “fue embestido por un automóvil mca. VOLKSWAGEN GOL TREND SPORTLINE 1.6 MSI de color rojo”, informa la prensa oranense.

Tras chocar al vigilante vial, el automóvil se dio a la fuga. En tanto el sargento ayudante quedó tendido en la cinta asfáltica. En ese instante el móvil policial que lo acompañaba emprendió la persecución del VW Gol, interceptándolo a la altura de calle Egues y Los Cedros.

La sorpresa fue mayor cuando se dieron con que el chofer del automóvil rojo que había atropellado al policía no era otro sino un compañero de la fuerza. Se trataba de otro uniformado de la Provincia de Salta, un cabo de Infantería (DUR-2).

Tras realizarle el test de alcoholemia la causa de la fuga tras el choque se hizo evidente. El cabo tenía 1,87 de alcohol en sangre. Fue detenido y entregado a las autoridades correspondiente.

No trascendió si desde la Policía de Salta tomarán medidas al respecto. Tampoco s informó el estado del sargento atropellado que “quedó en el lugar con un compañero esperando la presencia de la Ambulancia”.