Imagen ilustrativa

Más de 100 mil pesos es lo que pedían para evitar controles en el ingreso al país.

La denuncia puntual la hizo un turista proveniente de Perú. Según informa FM Alba, el mismo habría sido objeto de un pedido extraño por parte de un funcionario de Migraciones cuando intentaba cruzar la frontera entre Bolivia y Argentina.

2 mil dólares lograrían que este turista ingresara al país evitando “algunos” controles. Es decir, le pidieron una coima que hoy por hoy llega a casi 112 mil pesos. Aunque desde la emisora tartagalense aseguran que la “cifra es dato extraoficial y la investigación que lleva adelante la Fiscalía Federal de Orán busca determinar si el funcionario actuaba solo o contaba con algún cómplice o más de uno”.

El denunciado quedó detenido y permanece en las instalaciones del Escuadrón 61 de Gendarmería Nacional.