¿Oportunismo? | Una salteña pide por personas con discapacidad pero defiende al macrismo, que recortó 160 mil pensiones

Es Virginia Cornejo, diputada nacional de Juntos por el Cambio, quien se refirió a la situación que se vive actualmente en el sector. Sin embargo, cuando su espacio político gobernó, hubo medidas que generaron deudas, atrasos y recortes.

La situación de alerta del sector de trabajadores de la salud que asisten a personas con discapacidad todavía se mantiene. Si bien hubo declaraciones en nuestra provincia que apuntan a llevar tranquilidad, lo cierto es que en todo el país hay inquietud por los atrasos en los pagos de las distintas prestaciones.

En ese contexto hay voces que se alzan para pedir que no se generen recortes. Ya hubo marchas de transportistas y también protestas en los medios de los distintos trabajadores. Pero también se escucharon voces que nadie esperaba, como la de Virginia Cornejo, diputada nacional de Juntos por el Cambio.

«Uno de los actos más crueles es el ajuste que se hizo al fondo que asiste a personas con discapacidad y con tratamientos crónicos. En Salta, 187 niños de Hirpace quedarán sin atención», escribió Cornejo este martes en su cuenta de Twitter.

«Sergio Massa, no permitiremos que se viole la Ley 22.431, que protege a las personas con discapacidad», siguió la legisladora, y queda flotando la pregunta si esa preocupación es genuina o si se trata de una nueva situación aprovechada para hacer política partidaria.

La duda se hace más sólida a la hora de repasar brevemente lo realizado por el macrismo durante sus años de gobierno en materia de discapacidad. En junio de 2017, cuando Mauricio Macri llevaba poco más de un año y medio al frente del Poder Ejecutivo, su gestión ya había recortado 160 mil pensiones por invalidez.

Macri decidió que no merecía ayuda aquella persona con discapaidad «que esté a cargo de alguien que tenga una pensión no retributiva o un bien a su nombre». «Según los parámetros establecidos por el Gobierno, estas condiciones se cumplen cuando el ingreso del tutor supera la mitad de lo que cuesta la canasta de alimentos que toman las estadísticas oficiales para establecer el índice de pobreza», informaba en ese momento el diario español El País.

Dos años después, cuando Macri transitaba su último año de gobierno, las cosas no habían mejorado. Las protestas se intensificaron y llegaron hasta la puerta de la Quinta de Olivos, donde se reclamaba por los recortes presupuestarios en el programa Incluir Salud, una medida que afectaba a 30 mil personas. Se hablaba de deudas de años, falta de actualización de aranceles y más recortes.