Oportunismo político religioso | Cargnello aprovechó el Milagro para bajar línea contra el aborto

El arzobispo de Salta, Mario Cargnello - Foto: FM Profesional

A pesar de que la ley ya fue debatida, el arzobispo pidió «reabrir» la discusión.

En medio de la emoción por el regreso de la procesión del Milagro, el arzobispo de Salta, Mario Cargnello aprovechó su lugar de privilegio en la ceremonia para bajar línea en contra del aborto legal. Pidió que se vuelva a debatir la ley ya aprobada y hasta solicitó que sea una discusión «sin ideologías», a pesar de que la suya estuvo presente durante todo su discurso.

«Me atrevo a clamar a quienes tienen la autoridad para hacerlo, que se advierta la consecuencia de la evidentemente injusta ley del aborto, y que se animen a reabrir la posibilidad de debatirla sin tomar partido por ideologías», dijo Cargnello.

Durante su homilía, el arzobispo pidió «al menos» que la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo «se reglamente» para «evitar los excesos que terminan dejando a un bebé sin vida, como nos ha hecho conocer la triste noticia que nos colocó en la escena nacional».

Cargnello omitió decir que hasta el ministro de Salud de la provincia aseguró que «la triste noticia» a la que se refirió Cargnello, es decir el caso de la médica de Tartagal detenida por realizar un aborto legal, fue algo que no tuvo irregularidades. El arzobispo tampoco hizo referencia a las palabras de la profesional, quien acusó a sectores conservadores y relacionó la denuncia en su contra con la acusación que ella había hecho contra un médico del hospital de Tartagal por abuso.

A Cargnello no le interesaron los detalles del caso. Tampoco que la ley que pide revisar fue aprobada, entre otras cosas, para darle derechos a las mujeres más vulnerables que la Iglesia asegura defender.

Sin embargo, el religioso no se salió de su libreto y, tal como informó El Tribuno, lamentó el debilitamiento de “la institución de la familia”, un discurso clásico de una iglesia que avanza más lento que sus feligreses.