Octorina Zamora.

La referente wichi salteña participó del conversatorio organizado por el INADI sobre el «Chineo: abusos sexuales sobre las mujeres y niñas indígenas”. Zamora indicó que en ese caso existen hombres indígenas entregadores.

El delegado provincial del organismo, Gustavo Farquharson, coordinó la actividad virtual de la que participaron académicos, trabajadores de la justicia, una diputada nacional y la referente de la comunidad wichí, Octorina Zamora. En su alocución desde el departamento de Rivadavia en el norte salteño, Zamoro dijo hablar «en nombre de muchas mujeres que ya no están y que fueron víctimas de violaciones sexuales en banda o en grupo”.

Zamora fue enfática a la hora de opinar sobre la palabra “chineo” al resaltar que “a las cosas hay que decirlas por su nombre, son violaciones en banda o en grupo”. «No dicen criolleo o gringueo cuando es una mujer blanca, ¿por qué para nosotras es chineo? Se está reproduciendo una palabra que es racista”, aseveró. Asimismo, denunció que hay hombres indígenas entregadores. “No hay que ocultar esas prácticas, sean del papá, sean del hermano, de cualquier persona, están violentando contra el cuerpo de la mujer”, aseguró.

En ese punto reclamó la intervención del Estado, “porque si no, vamos a pasar años y años dando cátedra” sobre el tema “y nunca vamos a poner manos a la obra”. “Estamos en un estado de democracia hace cuánto”, cuáles son los organismos del Estado que hayan formado mujeres indígenas para que ellas mismas reivindiquen sus derechos, interrogó antes de cuestionar que «muchas veces el Estado nos deja en manos de las ongs irresponsablemente». «Hay que ir a las comunidades, informando que nosotras las mujeres indígenas tenemos derechos, sobre todo ahora que hay un Ministerio de la Mujer», propuso.