Ocho bailarines despedidos | Señalan a Sabrina Sansone por un concurso “minado de irregularidades” en el Ballet Provincial

Sabrina Sansone.

Alma Canobbio, de la Asociación Argentina de Trabajadores de la Danza, acompañó a trabajadores que se movilizaron a la Secretaría de Cultura. Denunció que los bailarines despedidos son víctimas de una persecución laboral.

“Dejaron después de un concurso a ocho compañeros sin trabajo en el Ballet de la Provincia, compañeros que tienen entre 4 y 10 años de antigüedad. El concurso estuvo minado de irregularidades en el llamado y, además, ellos asumen que el despido es persecución laboral”, dijo a modo de introducción y con bocinazos de fondo Canobbio al programa CUARTO OSCURO que se emite por FM La Cuerda (104.5).

La delegada salteña de la asociación nacional explicó que el Ballet renueva los contratos cada dos años a partir de concursos públicos. “Hay precariedad laboral. Con el tema de las vacaciones que nunca están pautadas. Otro ejemplo: uno de los chicos que entrenaba fuera del ballet – porque el ballet no les está dando clases – se lastimó la rodilla y la ART no le paga el tratamiento porque no estaba en su lugar de trabajo. Con respecto a las irregularidades del concurso, debo decir que todos deben tener veedores de los gremios a los que pertenecen: ATE o UPCN. En este concurso la Secretaria de Cultura no llamó al veedor y esa es una obligación. Hay más: no se puede llamar a concurso en medio de una emergencia sanitaria porque no se puede trasladar gente de una punta a otra del país cuando no sabes que va a pasar mañana. Dentro del concurso no se respetaron los protocolos – barbijos y porcentaje de ocupación de los espacios por la gente – y sobre todo la cuestión de la persecución laboral: los ochos despedidos vienen trabajando hace varios años por mejoras laborales y justo ellos quedan fueran del ballet. Por eso estamos pidiendo la reincorporación. Ellos se habían puesto al frente de una lucha de reivindicación laboral totalmente justa. Una de las frases que ellos levantan es ´los bailarines no somos descartables”, resaltó Canobbio.

Consultada si hubo impugnación al concurso por las irregularidades que atravesaron al mismo, la referente contestó: “en eso está trabajando la gente de ATE porque les corresponde. Estamos en este momento frente a la Casa de la Cultura pidiendo eso. Sabemos que la señora Secretaria de Cultura no está, que el subsecretario tampoco”, relató desde la puerta del edificio. No obstante, Canobbio aclaró que el dictamen final del concurso realizado el pasado sábado no existe “porque todavía no terminó. Se seleccionó gente en el concurso práctico. Esa gente seleccionada todavía tiene que pasar el apto físico y psicológico y a esa última instancia todavía no se llegó, entonces no hay una publicación oficial, pero cuando termina el concurso práctico aparece pegada en los vidrios de cultura una lista donde dice la gente que pasa a la siguiente instancia. En esa lista pegada a la pared estos 8 bailarines aparecían como ya despedidos”, relató.

Puesta a opinar sobre el rol específico de la secretaria Sabrina Sansone en todo el proceso, Canobbio dijo: “su rol es fundamental. Es la secretaria de Cultura, es la Directora del Instituto de Música y Danza, es la que hace el llamado, la que tiene que convocar a los jurados y as ahí donde aparece la primera irregularidad porque no convoca al veedor gremial”, finalizó.