El presidente electo despejó dudas que circularon por las redes sociales y señaló al Jefe de Gabinete del gobierno saliente como responsable de las fake news.

Desde ayer los rumores de que Alberto Fernández había sido internado por problemas de salud comenzaron a ganar terreno en las redes sociales. Pero fue el propio presidente electo quien despejó dudas.

“Agradecería que Marcos Peña deje de gastar los pocos dólares que todavía no dilapidaron en instalar noticias falsas por las redes”, apuntó Fernández al Jefe de Gabinete del gobierno de Mauricio Macri.

Las críticas a Peña por su “estrategia comunicacional” de utilizar la posverdad desembocaron en un informe presentado ante el Congreso en el que le sindicaban ser el líder del Troll Center oficial preparado para difamar opositores y difundir noticias truchas.

Por su parte, el nuevo Jefe de Estado que tendrá el país a partir del 10 de diciembre aprovechó para enviar un mensaje a los medios vía Twitter. “También agradecería a ciertos medios no prestarse a las face news”, sostuvo.

“Estoy muy bien y trabajando para ordenar el caos que nos dejan. Gracias”, finalizó en su mensaje Alberto Fernández para despejar toda duda de su supuesta internación en la Clínica Otamendi. Hoy viaja a México para reunirse con el mandatario de ese país.