Norte salteño | Una enfermera se encadenó a la puerta del hospital de Aguaray

Ocurrió ayer. Norma Ascui denuncia irregularidades sanitarias y hostigamiento al personal. “Mezquinan camisolines, barbijos y guantes”, remarcó la denunciante.

Los medios del norte provincial aseguran que la protesta de la enfermera fue respaldada por el Movimiento Evita y remontan la situación al pasado 10 de noviembre, cuando renunciaron los tres gerentes del nosocomio. El detonante de la situación fue el fallecimiento por Covid-19 de una enfermera contagiada con la cepa Delta a pesar de haber recibido la vacuna contra el virus.

Con esa muerte las víctimas fatales entre el personal de salud en Aguaray fueron tres y en esa oportunidad se denunció que el personal del Hospital “Dr. Luis Adolfo Güemes” debía “lavar” material sanitario como batas para el rehúso, declaraciones que el ministro Juan José Esteban desmintió asegurando que el material no soporta un proceso de lavado.

Desde entonces empezaron las denuncias de hostigamiento y persecución que la enfermera Ascui evidencio ayer con su particular forma de protesta. La mujer remarcó que a pesar de la renuncia de la Dra. Chocobar, ésta se mantiene en funciones con lo cual el reclamo de la trabajadora también se dirigió al pedido de asunción de un nuevo gerente. “Mezquinan camisolines, barbijos y guantes; y solo porque se salió a denunciar aparecieron las cosas”, remarcó la denunciante. A la denuncia agregó hechos que corren por los pasillos de los hospitales desde hace años sobre médicos que cumplen con la mitad de su jornada de trabajo, mientras que se sobrecarga a uno y dos médicos con horarios y pacientes.