No te metas con el Jefe | Presionada, la agente Yanina Gay pidió el retiro voluntario después de haber denunciado acoso laboral

Yanina Gay (Foto: Página12)

La uniformada aseguró que está cansada del maltrato recibido y que su situación no fue resuelta por las autoridades.

La moraleja es que no hay que meterse con los pesos pesados. Al menos esa es la «lección» que Yanina Gay obtuvo después de haber denunciado que sufrió acoso laboral y violencia de género por parte de autoridades de la Policía de Salta. Después de dos años, la agente pidió el retiro voluntario.

Según informó Nuevo Diario, Gay explicó que se siente cansada del maltrato permanente y teme ser objeto de violencia física y aún más violencia psicológica.

En septiembre de 2016, Gay había denunciado persecución y hostigamiento por parte de las autoridades de la comisaría de Mosconi. Mencionaba al jefe de la Unidad Regional 4 con asiento en Tartagal, comisario mayor Juan Carlos Migues, a su esposa, la comisario mayor Fitcher, de Asuntos Disciplinarios; y a la sargento Paola Romero. Los motivos de estos ataques habrían sido en represalia por las denuncias de Gay a otros uniformados por vínculos con el narcotráfico.

Tras dos años de conflictos,y luego de que la Policía le iniciara un sumario y le dictara una seguidilla de suspensiones por su comportamiento «problemático», Gay, de 29 años, pidió el retiro ante la jefa del Destacamento de Villa Palacios, donde la Jefatura la había enviado a pesar de la opinión del psiquiatra.

«No me siento en condiciones de salud aceptables para desempeñar funciones dentro de la policía, en razón de que dentro de la misma institución fui víctima de violencia de género laboral e institucional”, dijo la agente, que agregó que siente temor de que le suceda algo dentro de la fuerza.