Se encuentra en un hospital de Resistencia, en Chaco. Presenta signos de desnutrición y neumonía.

Una niña de 13 años oriunda de una comunidad qom de Chaco está en grave estado después de haber sido sometida a una cesárea en la que murió su bebé de siete meses de gestación. La chica presenta signos de desnutrición y neumonia. Está internada en un hospital de Resistencia.

La Izquierda Diario informó que la chica, víctima de abuso, citó a la abogada Soledad Deza, de Católicas por el Derecho a Decidir, quien se preguntó: “¿Por qué tenemos una adolescente de la comunidad qom, de 13 años, desnutrida, embarazada de 32 semanas, sin controles prenatales y con un cuadro de neumonía en grave estado?”. Agregó que la niña no tuvo derecho a acceder a información para consentir su embarazo.

Según el Centro de Estudios e Investigación Social Mandela, en Chaco no hay educación sexual en las escuelas de la región, los maestros no están capacitados y los agentes sanitarios de atención primaria tampoco brindan información. Además, el intendente de Resistencia, Jorge Capitaniche impulsó la campaña contra el aborto legal.