La pandemia no perjudicó a los grandes agentes del campo: aumentaron la producción, las cabezas faenadas y las exportaciones. China es el principal destino de las tres carnes: vacuna, aviar y porcina.

Lo señaló el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, en la apertura del seminario virtual internacional del Instituto para la Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva). Según dijo, tanto la producción como la exportación se incrementaron durante el primer semestre de 2020 en comparación con igual período de 2019: las cabezas faenadas aumentaron en 280.000, la producción se incrementó en un 4% y las exportaciones subieron alrededor de un 20%.

“En el caso puntual de las ventas al exterior, según un análisis privado en base a datos oficiales las ventas al exterior de las tres carnes (bovina, aviar y porcina) en los primeros seis meses de 2020 superaron los registros de 2019. Fue en medio de una demanda externa sostenida -principalmente por China que ya se lleva más del 70% de la carne vacuna exportada, el 35% de la aviar y el 60% de la porcina- y pese a complicaciones por la pandemia de coronavirus que la industria pudo sortear”, celebró el diario LA NACION.

El analista ganadero, Víctor Tonelli, declaró a ese medio que en el primer semestre del año se colocaron 440.799 toneladas de las tres carnes, superior a las 385.212 toneladas de igual período de 2019. Hubo subas en los envíos del 20% en vacuna y 50% más en cerdo. En el caso de la carne aviar, el aumento fue del 7,1%.

Basterra indicó además que la demanda de carne por parte de China sigue aumentando (se espera que alcance el 29% de la demanda global) y, actualmente, el 80% de las exportaciones de carne vacuna argentina tiene a ese país como destino. En ese sentido, destacó que los testeos y controles adicionales implementados por la pandemia no mermaron la demanda china que, según comentó, tiene que ver al menos en parte con un aumento del poder adquisitivo de los ciudadanos de ese país.

En 2019 la Argentina volvió a exportar carne a Estados Unidos tras 17 años. La mayor parte de las exportaciones correspondió a carnes magras y el 48% son de congelados para hamburguesas. Basterra dijo que se espera un crecimiento exponencial de estas exportaciones para 2020.

Por el lado de la carne porcina, el consultor Juan Uccelli, hubo ventas por unas 18.000 toneladas, «en ningún semestre habíamos exportado tanto por lo menos desde 1990». Agregó que 2020 podría cerrar con exportaciones por 36.000 toneladas, por encima de las 25.000 toneladas del año pasado. En cuanto a la carne aviar, Roberto Domenech, presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), indicó que en el primer semestre se vendieron 122.800 toneladas, un 7,1% más que en el igual lapso de 2019. Esta actividad tuvo su pico de exportaciones en 2012/2013 con la tracción de Venezuela. Colocaba allí unas 150.000 toneladas sobre un total de 370.000 en todo el mundo. Con la retracción de Venezuela mermó ventas y el año pasado exportó a todo el mundo 275.000 toneladas.