No pero sí | Dujovne negó cambios en la meta de inflación pero admitió dificultades para cumplirla

El Indec difundió la inflación de marzo y el acumulado en el primer trimestre es superior al que hubo en el 2017 en igual periodo. Tras ello se rumoreó que el gobierno planeaba cambiar la meta para el 2018. La incertidumbre está instalada.

El Indec admitió que la inflación de marzo fue del 2,3% y la desazón se instaló en el gobierno nacional. Resulta que con esa cifra se llega a un acumulado trimestral del 6,75% cuando en el mismo periodo del año pasado fue del 6,1%, con lo cual la meta definida por la Casa Rosada de que la inflación anual sería del 15% quedó en deseo.

Ante ello, surgieron fuertes rumores de que se corregiría la misma, pero el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne salió a ahuyentar los trascendidos y declaró que «la meta no se cambia».

Lo hizo por radio Mitre donde aseguró que la suba del 2,3% de la inflación en marzo «es un mal trago» que era «esperable» y volvió a prometer que los datos serán mejores «en los próximos meses».

«Soy muy positivo respecto a la desinflación que vamos a ver en los próximos meses. Vamos a ver tasas de inflación muchísimo más bajas que las de estos meses. Veremos luego si podemos llegarnos al 15%, o hasta dónde podemos llegar, pero esa meta no se cambia puesto que es la que ordena el accionar del Banco Central y el nuestro», reconoció.

Consultado sobre los acuerdo salariales y las cláusulas de revisión, dijo que «en general las negociaciones con estatales han estado todas por debajo del 15%. Hay muy pocas provincias que han dado ajuste con cláusula gatillo». «Luego tenemos las paritarias del sector privado donde son paritarias absolutamente libres. Ahí lo que estamos viendo es que muchos acuerdos han estado en torno al 15%, en línea con la meta», celebró.

Respecto al alza inflacionaria de marzo, que lleva a una suba en el primer trimestre del 6,7% del costo de vida, dijo que «es un número alto pero es un número también que esperábamos. Sabíamos que estos primeros meses del año, debido a la suba de precios regulados, íbamos a concentrar las tasas de inflación más altas del año».

El funcionario advirtió que «esos números de inflación van a ser todavía altos en abril, dado que tenemos el impacto de la suba del gas», no obstante remarcó: «A partir de allí vamos a ver tasas sustantivamente más bajas que las del primer cuatrimestre del año. Es un mal trago que estamos atravesando totalmente esperable por nosotros«.