«No llegamos ni a los 60 mil mensuales» | En Salta, el vino se hace con la sangre de los trabajadores

El SOEVA aseguró que los empresarios del sector mantienen a sus empleados en negro, con bajos sueldos y sin herramientas ni recursos para hacer una tarea digna. El sindicato protestará en Buenos Aires porque en la provincia no hay respuestas.

«Quiero que sepa todo el país que se sigue explotando a los trabajadores de la vid y nadie lo para», aseguró Nelson López, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinicolas y Afines (SOEVA) al describir la situación que se vive en los Valles Calchaquíes, donde aseguran que los empleados de las empresas del sector cobran sueldos bajos y carecen de derechos y recursos.

«Tenemos la mejor publicidad de nuestros vinos, las empresas han acudido a un subsidio por las heladas, pero nadie se fija en que los trabajadores seguimos con situaciones laborales pésimas», dijo López, y señaló: «No llegamos ni a los 60 mil pesos mensuales, es por eso que nos hemos comprometido con los trabajadores a seguir reclamando, y por eso estoy viajando a Buenos Aires para reunirme con los representantes nacionales de FOEVA y que conozcan todo lo que pasa aquí».

Nuevo Diario informó que López viajará a Buenos Aires y no descartó un paro general en todo el valle.

«Es necesario que se sepa que aquí hay mucho trabajo en negro, cooperativas ilegales que se suman a los despidos de muchísima gente que tenía años de antigüedad. No tenemos apoyo de la Secretaría de Trabajo, queremos que apliquen inmediatamente multas porque nos deben ropa de trabajo, protección adecuada ante productos químicos, además de reiteradas denuncias por violencia laboral y nadie nos escucha», siguió el sindicalista.

«Los grandes empresarios que vienen a Cafayate no pagan un peso y construyen bodegas premium con hoteles y lo mejor, y además quieren todo gratis», agregó López.