«No hay que fomentar grietas» | Malvina Gareca consideró fundamental el diálogo entre Concejo Deliberante y el Ejecutivo

La concejala recientemente asumida se refirió a las diferencias que el nuevo cuerpo deliberativo deberá plantear respecto a sus predecesores. También señaló que se debe «acompañar las cosas que están bien; también plantear las cosas que no nos parezcan».

Malvina Gareca, concejala electa por Primero Salta en el municipio capitalino, señaló al inicio de la entrevista brindada al programa CUARTO OSCURO (FM La Cuerda 104.5) que inician la gestión en el Concejo Deliberante con «muchas expectativas de poder trabajar y seguir potenciando todo lo que venimos haciendo con este equipo de trabajo».

Además, la edil que resultó ser la más votada en la elección de agosto, acotó que para concretar tal trabajo será fundamental el diálogo. «Es fundamental ver cómo acercar el Concejo Deliberante a los barrios, porque es el primer espacio donde los vecinos y vecinas tienen que poder llegar y manifestar lo que les pasa», acotó Gareca.

Más adelante comentó que fue convocada para una reunión que tendrá lugar mañana con autoridades municipales en la que se tratarán temas vinculados al presupuesto municipal 2022. «Vamos a participar para interiorizarnos sobre lo que van a ser los lineamientos del presupuesto para el año que viene, algo que va a ser el tema más importante a tratar antes del receso», dijo la concejala.

En ese sentido se le consultó si ve que esta nueva configuración del Concejo Deliberante tendrá, al igual que el anterior, una relación conflictiva con el Ejecutivo. A lo que respondió que lo primordial es la apertura al diálogo con la intendenta Bettina Romero y su gabinete. «Es fundamental el diálogo, y poder acompañar las cosas que están bien; también plantear las cosas que no nos parezcan y en función de eso buscar las mejores opciones. Hay que demostrar esa madurez porque los tiempos no están muy fáciles como para seguir fomentando grietas. Siempre en pos de buscar lo mejor para los salteños», aseveró.