Foto: Prensa Policía de Salta

La muchacha de 14 años quedó detenida y vinculada a una organización narco en Joaquín V. González. La investigación duró alrededor de cinco meses.

En una nueva muestra de persecución sin sentido a menores de edad, la policía salteña informa que en las pasadas horas concretó la detención de una adolescente de 14 años en el municipio de Joaquín Víctor González, al sur de la provincia.

La desfachatada crónica policial narra que con la intervención de Drogas Peligrosas, realizaron allanamientos en los barrios Francisco Arias y San Antonio de esa localidad, logrando “secuestrar numerosas semillas de cannabis sativa, elementos utilizados para fraccionamiento y dinero en efectivo”.

Según detallan esta investigación duró 5 meses y estuvo a cargo del personal de la División Drogas Peligrosas de Joaquín Víctor González. La semana pasada detuvieron al “principal involucrado en la comercialización de estupefacientes”, aunque de ello no ha mayores detalles.

Las imágenes que acompañan esta nota publicada en la web oficial de la Policía de Salta, como si de un gran golpe narco se tratara, son aún más irrisorias. Se observa a las claras que entre lo decomisado no hay nada que haga sospechar que se trataba de una persona dedicada a la venta drogas, menos de cannabis; sino a lo sumo podría inferirse que es una consumidora. Hay un picador, dos pipas, celulares, 1750 pesos y una hoja en la que algún vigilante se dio el costo de acondicionar para que se vieran las peligrosas 37 semillas de cannabis.

Sobre el destino de la menor se dice poco y nada, solamente detallan que fue detenida y quedó “a disposición de la justicia”.