Imagen ilustrativa

Tras un operativo por una denuncia anónima atraparon a estos dos sujetos que no supieron explicar qué hacían con las sustancias introducidas en lugares indebidos.

Si de transportar droga se trata, la inventiva a veces suele fallar en los traficantes. En este caso, según narra el tímido cronista de Fiscales Penales de Salta, los detenidos llevaban marihuana y pasta base en “sus partes íntimas”. No se especifica si con ese eufemismo poco efectivo se refiere a que tenían introducidos en el ano paquetes con la sustancia o si simplemente habían acondicionado la falopa en medio de los testículos y el pene.

Según cuenta la crónica, Franco Leonel Corpuz (24), alias “Pega” y a José Emiliano Pereira (28), alias “Amarillo” regresaban a Rosario de la Frontera desde la ciudad de Salta, donde según el soplo anónimo habrían viajado a “proveerse de sustancia estupefaciente para su comercialización”.

Ante la denuncia, “investigadores montaron un control vehicular en el acceso a la ciudad”, asegura la noticia, que luego explicita que el control fue exitoso, pues ayer en horas de la noche, Pega y Amarillo, volvían de lo más tranquilos hasta que fueron interceptados viajando en un colectivo de larga distancia. La requisa superficial no dio rastros de nada raro, pero cuando la cosa se puso un poco más “intima” y los oficiales “marihuana y pasta base oculta”, además hallaron “dinero en efectivo y otros elementos de interés para la causa”.

No se especifica si todo eso estaba en “las partes íntimas” o simplemente fue una mala redacción del cronista. Lo cierto es que tanto Pega como Amarillo resultaron  imputados por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. Así lo definió la Fiscalía Penal de Rosario de la Frontera, a cargo de Oscar López Ibarra. También se ordenó mantener la detención de ambos.