El nuevo rector de la UNSa suspendió el pago de las vacaciones de su predecesor

A pesar de que todavía no cumplió con lo prometido en campaña, Daniel Hoyos decidió dejar sin efecto un beneficio ajeno. El Consejo Superior, inclinado por Claros, deberá decidir.

El rector de la Universidad Nacional de Salta (UNSa), Daniel Hoyos, suspendió momentáneamente el pago de las vacaciones atrasadas de su antecesor, Víctor Claros.

El caso generó polémica por la enorme suma que significaba y porque el gremio ADIUNSa señaló que se trataba de una decisión tendenciosa del Consejo Superior, que todavía responde a Claros.

Este miércoles, Hoyos elevó una nota al Consejo Superior donde comunica que suspende y observa la resolución tomada el 23 de junio, cuando se decidió pagar a Claros más de 5 millones de pesos por vacaciones atrasadas en concepto de rector, cuando, según ADIUNSa, debería ser como docente.

La decisión final será del propio Consejo Superior, que deberá revisar su propia decisión inicial. Se trata de una mesa que todavía tiene mayoría del clarismo, por lo que puede que sea simplemente una demora para seguir por los mismos caminos. Sin embargo, Hoyos envió la nota.

«Entiendo que la cuestión queda ahora en la órbita de vuestra decisión, que por Estatuto puede insistir con la Resolución, cumpliendo con el régimen de votación allí establecido. Solo pido que se atienda debidamente y con la prudencia que el caso amerita, dada la gravedad institucional que la cuestión representa -excede el interés de una mera liquidación de un agente estatal pues está en juego la legalidad administrativa de la Universidad-, que si va a establecerse una excepción a la regla de no compensación de la Licencia Ordinaria no gozada, debe examinarse con la estrictez que el asunto requiere, atendiendo también a la prescripción de los créditos laborales originados en la relación de empleo público y a la carencia de elementos probatorios que acrediten la imposibilidad de usufructuar la licencia del peticionante, correspondiendo, en su caso, sólo reconocer dos años desde la fecha de finalización o cese del agente en su último cargo de gestión (mayo 2020/mayo 2022)», escribió Hoyos.

La rápida decisión del rector con el pago a su antecesor contrasta con la velocidad que no estaría teniendo para con su propio sueldo, que prometió bajar, dado la enorme cifra que representa, superior a los 600 mil pesos.

Te puede interesar:

Nueva gestión, la misma casta | A pesar de las denuncias, la UNSa autorizó pagar millones de pesos al ex rector Claros