Jorge David Farfán Vera

El joven que en una primera instancia fue confundido con un ladrón y golpeado por sus captores; y luego -según la familia- golpeado nuevamente en la Comisaría, tras el informe forense, resulta que para la Justicia murió por consumir drogas.

El caso tuvo lugar en el mes de febrero de 2019. Los titulares indicaban que un muchacho desorientado, semidesnudo que deambulaba por barrio Santa Ana, había ingresado a una casa e intentado robar una bicicleta. Los dueños del hogar lo redujeron a golpes y dieron intervención a la policía.

La trama ahí se puso más confusa, desde un lado negaban haber golpeado al muchacho y responsabilizaban a la policía por el maltrato, mientras que desde la familia de Jorge David Farfán Vera (24) apuntaban a que no tenía razón alguna para haber salido a robar, como afirmaban los medios. Además sospechaban del accionar policial y aseguraban que su fallecimiento era producto de los golpes recibidos.

Lo cierto es que Farfán Vera se desvaneció en la comisaría, a donde lo llevaron, y luego falleció. Ahora, tras la autopsia, el fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Pablo Paz, informó que “el joven falleció por edema agudo de pulmón, asociado al consumo de drogas”. El informe toxicológico detectó la presencia de alcohol etílico, cocaína y marihuana en el cuerpo del fallecido.

Además el fiscal argumentó: “Resulta relevante señalar que, en virtud del estado en que se encontraba Farfán Vera, sin duda alguna se puede afirmar que tampoco existía en su ánimo cometer delito contra la propiedad, ya que, tal como lo señalaron testigos, creía que lo perseguían, lo cual indica el efecto producido por el consumo de sustancias estupefacientes”.

Las actuaciones quedaron a cargo de a la Fiscalía Penal de la jurisdicción y a la de Derechos Humanos para que investigue las posibles responsabilidades ante las lesiones que presentaba Farfán Vera. De todas maneras, la versión del homicidio, quedó descartada.