Neuquén | Hallaron fósiles de un dinosaurio carnívoro gigante y lo bautizaron como uno de los dragones de Game of Thrones

Su nombre es Meraxes Gigas y se trataría del primero de los carcarodontosáuridos de América que aparece bastante completo.

Una nueva especie de dinosaurio carnívoro gigante, bautizada Meraxes Gigas, nombre que remite a uno de los dragones de la historia de la serie Game of Thrones.

Los restos fueron hallados en Neuquén, fue presentada este jueves por los investigadores que realizaron el descubrimiento quienes destacaron que se trata del esqueleto más completo encontrado hasta el momento de estos grandes depredadores, lo que permitió caracterizar como nunca antes a estos habitantes de América de hace millones de años.

Los materiales fósiles originales, así como el resto de los fósiles procedentes de la zona, fueron depositados en el Museo Municipal de Villa El Chocón «Ernesto Bachmann» de Neuquén.

El trabajo, que comenzó en 2012 con el hallazgo de los primeros restos óseos e incluyó cuatro excavaciones anuales a las que siguieron la limpieza de los huesos, su estudio microscópico y clasificación, fue publicado este jueves en la prestigiosa revista científica Current Biology.

De Meraxes se encontró «un cráneo completo y también los brazos y las piernas», por lo que «podemos tener un montón de detalles de proporciones de medidas y discutir el proceso evolutivo; por ejemplo, analizar por qué los dinosaurios de cráneo más grandes entre los carnívoros tienen los brazos tan pequeños», señaló Sebastián Apesteguía, uno de los excavadores.

Otra de las particularidades de Meraxes es que vivi unos 45 aos Foto Pablo Aeli

Otra de las particularidades de Meraxes es que «gracias a los estudios de paleohistología (análisis microscópico de los huesos), se pudo ver que había vivido unos 45 años, lo cual lo convierte es uno de los más viejos individuos de dinosaurios que conocemos, porque incluso los Tiranosaurios Rex más viejos que se conocen vivieron entre 30 y 33 años».

Los investigadores estimaron que el nuevo espécimen alcanzaba unos 11 metros de largo y pesaba más de cuatro toneladas (4.200 kilogramos); su cabeza era enorme, con huesos muy ornamentados con protuberancias, crestas y surcos, y sus dientes del tamaño de cuchillos, mientras que sus brazos eran como los de una persona.

Fuente: Télam