«Necesito que la gente me dé una mano» | El padre del salteño Gastón Sanz no deja de buscar a su hijo

Gastón Sanz.

Andrés Sanz dijo que no tiene pistas pero que no puede interrumpir la búsqueda. En cinco días se cumplen cuatro meses desde que fue visto por última vez.

Andrés Sanz sigue adelante con la búsqueda de su hijo Gastón, desaparecido el 20 de febrero último en la zona de Lesser. El hombre pidió ayuda para que la comunidad no se olvide del joven.

«En estos momentos está así como olvidado. En el segundo mes de búsqueda los medios me llamaban, en el tercer mes nada», dijo Sanz en El Tribuno. El hombre dijo que espera ayudas de Provincia y Nación para continuar con la búsqueda.

«Yo quiero aprovechar los medios de comunicación porque la gente escucha, que estén atentos por si ven alguna pista, algún indicio sobre Gastón. Yo sé que solo no voy a poder hacer nada y es por eso que necesito que la gente me dé una mano, porque hasta el día de hoy yo nunca tuve una pista, no tengo nada de nada», explicó.

Gastón, de 32 años, sufre de bipolaridad. «Por ahí siquiera ni sabe dónde está ni cómo se llama, ni si quiere volver a su casa», aseguró su padre. «Es algo que tenemos en contra, porque no está consciente de su realidad y por eso no quiere volver a su casa», expresó.

«En Lesser, vino gente desde Catamarca, del equipo especializado del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas, hubo baquianos, voluntarios, policías, todos sin novedad. Se hizo un rastrillaje con perros. Lo que quiero creer es que no está ahí. Es la ilusión de encontrarlo vivo, porque si es que está ahí ya no está con nosotros», siguió Sanz, que reconoció que es muy difícil continuar con la vida cotidiana.

«Uno tiene que seguir viviendo y todos los días recordando que te falta tu hijo. Ahora que hace frío uno piensa que está pasando frío, hambre y todas las cosas que se le vienen a la cabeza», dijo.