La droga está valuada en dos millones de dólares. Había sido arrojada desde avionetas en Salta e iba rumbo al Conurbano bonaerense. El secuestro se produjo tras 22 días de seguimiento.

“El camión, Mercedes-Benz Atego patente KGW-376, partió de Entre Ríos el 25 de abril y comenzó a subir: paró primero en Colonia Dora (Santiago del Estero), hizo otra escala en Rosario de la Frontera (Salta) y llegó a su destino final en Pocitos, el 12 de mayo. Pasó un día escondido en un galpón y comenzó a bajar rumbo a la Provincia de Buenos Aires previo paso por Taco Pozo y Monte Quemado (Chaco). Su destino final era José C. Paz. Ahí pensaba «coronar» la entrega de 272,214 kilos de cocaína boliviana, valuada en unos dos millones de dólares en el mercado mayorista bonaerense. Pero el cargamento fue cortado antes, a la altura de Campana”.

Así resumió el diario Clarín este golpe al narcotráfico que fue ordenado por el juez federal de Salta, Julio Bavio. El secuestro se concretó el pasado jueves 16 a las 7 de la mañana cuando los gendarmes de la Unidad de Investigación y Procedimientos Judiciales (UNIPROJUD) de nuestra provincia frenaron la marcha del camión que habían estado siguiendo durante 22 días a través de casi 3000 kilómetros de rutas y caminos.

“Tal como indicaban los indicios de la investigación llevada adelante por el fiscal Eduardo Villalba y la Procunar NOA, el Mercedes-Benz estaba cargado de cocaína. La droga estaba escondida en el acoplado, dentro de un buche que había sido tan bien soldado que los gendarmes tardaron horas en poder abrirlo”, se precisó.

Allí mismo quedó detenido el chofer, Sebastian Bouchet, y pocas horas después cayeron los dos hombres señalados como organizadores del tráfico: José Alfredo Taberna y Normando Ángel Jaramillo. Ambos fueron detectados y detenidos mientras iban en una camioneta, a la altura de Paso de la Patria, provincia de Corrientes.

«En las presentes actuaciones se investiga el tráfico internacional de estupefacientes desde el Estado Plurinacional de Bolivia hacia nuestro país mediante vuelos que aterrizan o bombardean la droga en las zonas rurales de la provincia de Salta o en el Norte de la provincia de Santiago del Estero», explicó el fiscal federal de Salta Eduardo Villalba el jueves al solicitarle al juez Bavio 14 allanamientos y media docena de detenciones de las cuales se concretaron tres.

“Las actividades de esta banda (que con sólo mover la droga de Salta a Buenos Aires cuadriplicaba el precio de la cocaína) fueron detectadas en octubre de 2018 y en marzo de 2019 se determinó que el transporte se realizaba en un camión Mercedes-Benz propiedad de Jaramillo. Fue así que comenzó el seguimiento de ese camión desde el 25 de abril hasta este jueves”, detalla la nota.