Emiliano Estrada.

Las medidas financieras de los Fernández y la actitud de funcionarios salteños en nación desmienten la leyenda sobre el supuesto maltrato K a los gobiernos de signo contrario.

El núcleo de la noticia es fácil de resumir: el gobierno de la provincia logró que nación le refinanciara parte de la deuda que mantiene con el Estado central. Se trata de $1500 millones que integraban el Fondo Fiduciario y que debía pagarlo este año, aunque la Casa Rosada le otorgó 18 meses de “alivio” fiscal, la provincia tendrá cuatro años para pagar el monto y el dinero podrá ser incorporado en el presupuesto provincial 2020.

La medida fue celebrada por el ex candidato a vicegobernador de Salta, Emiliano Estrada, quien desde su cargo de subsecretario de Relaciones con Provincias del Ministerio del Interior explicó lo siguiente: “el Gobierno Nacional tomó las medidas necesarias para refinanciar esa deuda. Salta contará con $1.500 de pesos adicionales en el presupuesto 2020. Eso se suma al Consenso Fiscal que representa otros 4.000 millones más. Estos más de $6.000 para Salta consolidarán el superávit fiscal de Salta de los últimos dos años”, posteó Estrada en su cuenta de Twitter.

La actitud del funcionario que proviene del riñón del kirchnerismo y del propio gobierno nacional, empieza a ser destacada por algunos funcionarios de Salta que hasta no hace mucho creían que por la procedencia macrista del gobierno salteño serían maltratados por la administración nacional.