Murió tras golpiza en una fiesta clandestina | Donan los órganos del policía salteño fallecido

Tenía 43 años y cinco hijos. Fue atacado este fin de semana en El Galpón.

Los órganos del subcomisario Manuel Alberto Pistán fueron donados por su familia tras el fallecimiento del policía salteño, atacado el fin de semana tras intervenir en una fiesta clandestina en El Galpón.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del sábado, cuando efectivos policiales fueron alertados de desórdenes en la vía pública y se trasladaron al sector de calle 25 de Mayo y pasaje Rufino Figueroa de esa localidad. Allí encontraron al subcomisario Pistán inconsciente, después de haber sido agredido por dos hombres. Según testigos, el subcomisario habría recibido golpes en la cabeza con un palo, lo que le provocó lesiones graves.

Pistán fue llevado al hospital San Bernardo, donde se le diagnosticó traumatismo encéfalo craneal grave y donde falleció. Por el crimen hay dos hermanos detenidos.

Desde el CUCAI Salta informaron que este fue el noveno operativo de ablación de órganos en lo que va del año. FM Profesional informó que al menos cinco personas tendrán la posibilidad de salvarse o mejorar su calidad de vida.