Foto: FM Alba

Hay conflictos en distintas localidades de la provincia.

La llegada de nuevos intendentes trajo conflictos que se veían venir a partir de varias declaraciones de los flamantes jefes comunales, que se quejaron de un supuesto exceso de trabajadores y comenzaron a realizar despidos.

La frágil situación de los empleados municipales provocó la reacción de los trabajadores, que están de paro y alerta en distintos puntos de la provincia.

En La Merced se despidió a cuarenta trabajadores. En Pichanal, 120. En Embarcación, ochenta. En Moldes, cuatro.

Nuevo Diario informó que en Orán hay reclamos por la falta de un bono para los trabajadores y exigen incremento salarial y estabilidad.

“Hay personal temporario que figuraba como temporario político que cobraba ocho mil pesos, ellos (la Municipalidad) lo toman como cargos políticos. Si no arreglamos por al menos quince compañeros la protesta se va a endurecer, ya hay compañeros que se quieren encadenar”, dijo en el matutino Oscar Ibarra, secretario del Interior de UPCN, sobre el conflicto en La Merced.