En los operativos además participa Rentas, Tránsito y la Policía de Salta. El plan, como ya sucedió en otras ocasiones, es sacar a los manteros del área centro.

El miércoles pasado llevaron adelante una reunión entre funcionarios de Control Comercial, el Ministerio de Seguridad, la Policía, la Dirección de Rentas de la Provincia y Tránsito municipal. Entre todos acordaron los pasos a seguir en los días venideros. Preocupa el sector céntrico y el posicionamiento de vendedores ambulantes en las jornadas previas al día del padre.

Según Nicolás Avellaneda, de Control Comercial, ante la llegada de estas fechas “los manteros se triplican”. Por ello dispondrán de, valga la redundancia, un control más riguroso en estas fechas. “Pusimos en marcha este operativo con el objetivo de proteger a los comerciantes que están trabajando de forma legal”, aseguró el funcionario municipal.

La información que distribuye El Tribuno indica que los  operativos de control en el micro y macrocentro se extenderán hasta las 23 de este sábado. El acuerdo con los vendedores, dijo Avellaneda, es que pueden asentarse en el área céntrica sólo cuando los negocios hayan cerrado sus puertas. Es decir, cuando ya casi no hay gente en las calles.