Imagen: captura de video.

A pesar del rol clave que tuvieron en el conflicto bélico, el ministerio de Defensa no las autorizó a desfilar con los veteranos. Ellas se opusieron a la medida y lo hicieron en medio del vitoreo popular.

El mismo ministerio que autorizó a desfilar al carapintada que se alzó contra el gobierno constitucional de Raúl Alfonsín, prohibió desfilar junto a los veteranos de Malvinas a las enfermeras que participaron de la guerra. El objetivo no se cumplió porque a pesar de la insólita medida, las enfermeras caminaron por la avenida en medio del calor popular. Ocurrió el pasado martes en la Ciudad de Buenos Aires cuando se celebraba el 203 aniversario de la Declaración de la Independencia.

“Alicia Mabel Reynoso fue la cara visible del reclamo. Un video que comenzó a circular en las últimas horas la muestra en plena discusión con un jefe militar que no entra en razones mientras ella le muestra la documentación que acredita su rol y el de otras mujeres mientras duró el conflicto con el Reino Unido”, enfatiza el diario Página 12 en su edición de hoy.

Durante la guerra, trece enfermeras de la Fuerza Aérea trabajaron en Comodoro Rivadavia. Allí recibían a los soldados que llegaban del archipiélago y además de cuidar a los heridos brindaban ayuda psicológica. Una mujer, Liliana Collino, llegó a estar en las Malvinas a bordo de un Hércules C-130, utilizado para llevar heridos.

Durante años, las mujeres que ayudaron a las tropas reclamaron ser reconocidas por su rol en la guerra, luego de años de ser invisibilizadas. En 2012, cuando se cumplieron tres décadas del desembarco argentino, el Congreso reconoció su labor.

Sin embargo, el ministerio de Defensa no las autorizó a desfilar a la par de los veteranos. Y por eso desafiaron la orden oficial y transitaron por la avenida del Libertador detrás del desfile oficial. “Esto es tremendo, nos niegan, por eso nos quieren sacar. Cuanto más nos sacan, más nos visibilizamos”, reflexionó Reynoso.