Morillo | El consumo de drogas entre jóvenes preocupa a la comunidad de La Cortada

Imagen ilustrativa

En un comunicado, las autoridades wichis piden al gobierno que “curen de las adicciones” a los consumidores, y pacifiquen los ánimos de familiares y autoridades policiales.

El cacique y dirigentes de La Cortada difundieron un pronunciamiento alentando “a encontrar la paz y armonía entre todos”, “animando al diálogo y al trabajo conjunto”. Esto en relación a los últimos episodios de violencia entre jóvenes y policías de la zona.

En uno de los fragmentos aseguran: “Ya hace tiempo, nuestros ancianos advertían sobre las consecuencias del alcoholismo en nuestros jóvenes y niños, y participaban en reuniones y gestiones para frenar dicho flagelo, que daña y destruye familias, dividiendo a la sociedad”.

Recordemos que en marzo se anoticiaba la defunción de otro muchacho de la comunidad, y se sospechaba del consumo de drogas.

El presidente de la Organización Zonal Wichi Tch’ot Lhamejenpe, Reynaldo Ferreyra, en aquella oportunidad, comentó a Nuevo Diario que hace varios años vienen pidiendo “al gobierno de la provincia, al municipio, a diferentes organismos” que se tomen medidas para evitar el avance de la venta libre de drogas y alcohol a adolescentes y jóvenes de las comunidades, “pero hasta ahorita no tenemos ninguna respuesta favorable a nuestro pedido”.

Lo que sucede es que “ahora, con la venta de drogas y la inhalación de nafta y otros productos, observamos comportamientos mucho más violentos y desafiantes, que requieren procedimientos distintos, que ‘curen de las adicciones’ a los consumidores, y pacifiquen los ánimos de familiares y autoridades policiales”.