Monseñor Cargnello pidió disculpas por los excesos en que incurren los simpatizantes Pro Vida

Mario Cargnello.

Fue ante la observación en un programa televisivo sobre cómo las mujeres que están a favor de la interrupción voluntaria del embarazo son estigmatizadas. El jefe de la iglesia local abogó por recuperar la calma en el debate.

Ocurrió en el programa Cara a Cara que se emite todos los jueves por la señal de Cablevisión. Allí estuvo invitado el Monseñor Mario Cargnello para dialogar sobre el proyecto que concita la atención de todo el país.  Como no es habitual en los programas salteños que visita Cargnello, los conductores recurrieron a preguntas que buscaron abiertamente problematizar las posturas del religioso en particular y de los sectores que se oponen a la legalización del aborto en general.

En ese marco, se le consultó si no correspondía que la iglesia se pronunciara en contra de la estigamtización que sufren las mujeres que en la provincia militan a favor del proyecto y que son blancos de amenazas de excomunión y hasta de fotos en donde se simulan ejecuciones. «A mi nunca me han escuchado incitando ese tipo de expresiones. No quiero enfatizar que del otro sector también provinieron agresiones pero lo importante es recuperar la serenidad. Personalmente pido disculpas por los excesos en que pueden incurrir quienes se oponen al proyecto», fue la breve mención que realizó el arzobispo en el programa.