Familiares de los empleados que laboran en las bodegas y en la cosecha de la vid se comunicaron con este medio para denunciar la situación.

El Decreto de Necesidad y Urgencia que estableció la cuarentena obligatoria enumera en su artículo 6 las distintas actividades cuyo personal estará eximido de la prohibición de circulación. Allí se detallan 24 puntos y el número 12 dice lo siguiente: “Industria de alimentación, su cadena productiva e insumos, de higiene personal y de limpieza, de equipamiento médicos, medicamentos y vacunas y otros insumos sanitarios”.

El vino es contemplado en el rubro alimenticio y por lo tanto la producción continúa, tal como lo manifiestan los familiares de trabajadores del vino en Cafayate. “Acá hay movimiento y la gente va a cosechar y a las bodegas porque el vino es considerado alimento, pero las bodegas no están aplicando ninguna medida de seguridad. Ninguna”, enfatizan los familiares a CUARTO.

Las mismas fuentes señalaron a este medio que se supo que personas del sindicato recorrían las bodegas para abordar con los propietarios o sus gerentes esta problemática que preocupa a los trabajadores y a sus familias.