Fue en una charla en la Cámara de Comercio e Industria realizada ayer y a la que asistieron 50 empresarios de distintos municipios. El actual senador nacional propuso trabajar para forjar un modelo al que le puso nombre: “Unión por Salta”.

Un relato en primera persona puede hallarse en el sitio oficial del ex gobernador de la provincia. Allí relata que fue invitado a exponer su visión de la situación nacional y provincial en una reunión a la que concurrieron unos 50 empresarios de Salvador Mazza, Orán, Metán, Cerrillos, El Carril, Tartagal, entre otros y el Presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Salta, Daniel Betzel .

Tras exponer que los comerciantes explicitaron las preocupaciones del sector – comercio ilegal, presión impositiva, evasión en el comercio electrónico y falta de control en zonas de frontera – Juan Carlos Romero manifestó: “La pelea con el centralismo hay que darla todos los días, porque nadie nos va a regalar nada y porque nunca fuimos la prioridad. Pero esa lucha tendrá mejores resultados si estamos juntos, si fruto del consenso somos capaces de tener un solo plan que tenga como objetivo defender a Salta”, resaltó a modo de arenga el ex mandatario.

Fiel a su estilo, el senador nacional remarcó la necesidad de alentar a los sectores que motorizan la sociedad y generan empleo con beneficios que incluyan menor presión impositiva, más acceso al sector financiero y contar con un “plan para que así como hoy cualquier salteño compra por la web cualquier producto en el mundo, también en cualquier lugar del mundo se puedan comprar productos de los comerciantes salteños. Eso debe ser paralelo a la lucha para que tengamos mejores rutas, trenes que funcionen, fletes más accesibles y equidad con otras regiones del país”, sentenció.

Finalmente, aseguró tener “un enorme entusiasmo por ser protagonista de un proceso en el que, con diálogo, se alcance un consenso que nos beneficie a los salteños. Tengo conversaciones con todos, porque creo que es un momento en el que las divisiones y las diferencias personales no pueden ser más importantes que priorizar un modelo que podría llamarse ‘Unión por Salta'», remarcó.