La mina que explotan los canadienses en territorio salteño estaría encaminada a la producción en masa para 2021.

Fortuna Silver Mines, a través de Mansfield tenía pensada la extracción e industrialización de oro en Salta para este año. La pandemia les aguó los planes.

Municipalidad de Salta

Los, canadienses explotan en la mina Lindero un yacimiento metalífero de oro y cobre a cielo abierto de la provincia. La producción a gran escala comenzará durante el primer trimestre de 2021. En esta prueba piloto el vertido inicial arrojó 22 kilos de oro.

«El primer vertido de oro en Lindero, nuestra tercera mina en América, es un logro significativo para la compañía a medida que avanzamos en la fase de aceleración de la mina. Lindero es una mina con reservas para una vida proyectada de trece años y es un pilar en la cartera de activos de Fortuna», señaló en entrevista con El Tribuno Jorge Ganoza, gerente de la minera.

«Se ha incentivado la exploración de tres yacimientos metalíferos aparte de Lindero, uno de ellos es la gran mina de oro de Taca Taca, que va a ser el gran resorte económico que tendrá Salta si se desarrolla, porque es una inversión de 3.000 millones de dólares y está al nivel de La Alumbrera y de las grandes minas de Chile. Después está El Quevar, donde hay unas viejas metalizaciones de plata que fueron explotadas por los incas y los jesuitas, que ahora se está estudiando, y lo mismo con el yacimiento de Diablillos de la empresa Abraplata (también canadiense)», detalló el secretario de Minería de la provincia Ricardo Alonso.