Milo Peñalba | Desde el Tomás Cabrera aseguran que no la invitaron a retirarse, sino que la madre pidió el traspaso

Foto: Facebook Tomás Cabrera

La vicedirectora del establecimiento brindó declaraciones a la prensa para aclarar que desde la institución jamás tomaron represalias con la estudiante que se promulgó a favor del aborto.

Milagros Peñalba es la estudiante salteña que habló en el Senado Nacional durante las exposiciones previas a la votación que se llevará adelante el 8 de agosto.

Peñalba, a pesar de su corta edad, supo desenmascarar la hipocresía de la iglesia y otras instituciones en cuanto al aborto. Pasaron los días y la prensa dio pie a una nueva noticia: A la muchacha la habían “invitado” a que se retirara del colegio al que asistía. El colegio era el Tomás Cabrera.

La versión del colegio

Adriana Méndez, vicedirectora del Bachillerato Artístico Tomás Cabrera, dijo que era “conveniente aclarar la situación”. Habló con periodistas de Nuevo Diario para brindar la versión del colegio.

Se negó que hubieran invitado a retirarse de la escuela Milagros: “A nadie” se le dijo eso, afirmó la directiva y aseguró que en el colegio hay “reglas y las tenemos que respetar”, y los estudiantes “tienen que saber que hay límites”.

Méndez explicó que la adolescente ingresó al Tomás Cabrera este año, “al 3º año del ciclo superior, venía de un colegio privado, y cursó hasta el último día de clases de la primer parte del año”, el primer viernes de julio.

Según la vice, Peñalba “tuvo un buen rendimiento” pero también sanciones “porque en ocasiones no entró a clases y en una ocasión se retiró del establecimiento sin la forma que se prescribe según el régimen de convivencia”

Cerca de las vacaciones de  julio la madre pidió que “se borrasen las sanciones” y se le explicó que eso no era posible “porque las sanciones fueron solicitadas por docentes, nosotros si bien somos los directivos del establecimiento, no podemos pasar por una decisión tomada por los docentes”.

Además, desde el colegio informaron que la madre pidió el pase y el legajo de su hija, informando que iba a seguir cursando en otro establecimiento. “Así que se procedió a entregarle los papeles, porque ella ya había informado que tenía colegio para su hija. Esa fue la situación, no hubo otro entredicho”, afirmó Méndez.

En cuanto a los rumores sobre estudiantes que fueron recriminados por sus posturas en cuanto a este tema, comentó: “No es la única que está a favor del aborto. Tenemos un grupo que es pro aborto y otro grupo con el pañuelo celeste. Sí, tenemos los dos grupos en la escuela. Sí, se les ha pedido que haya armonía, que no sean violentas las manifestaciones y que no manchen la institución, o sea, que no ensucien las paredes. Han estado pegando pancartas, asisten con los pañuelos, no ha habido enfrentamientos ni nada”, afirmó.