Miles de universitarios salteños marcharon en contra de los recortes a la educación pública

Toma aérea de la marcha. Foto: Gentileza de Pedro Notarfrancesco.

Docentes, trabajadores y estudiantes universitarios se adueñaron de las calles de la ciudad. Partieron desde el Monumento 20 de Febrero y siguieron por el centro hasta la Plaza 9 de Julio. Cuatro ejes que explican la contundencia de la marcha.

Este jueves fue clave en el conflicto de las universidades públicas con el gobierno nacional y al día de hoy incluyen 57 casas de estudio, decenas de facultades tomadas en todo el país, más gremios docentes y federaciones estudiantiles que profundizaron el reclamo por un aumento salarial del 30% y más presupuesto para el funcionamiento universitario.

Hubo marchas en todo el país y Salta no fue la excepción bajo la consigna «en defensa de la educación pública». La multitud sorprendió a propios y extraños y el éxito de la convocatoria puede explicarse por una serie de variables insoslayables: asistimos al conflicto entre universidad pública y gobierno más prolongado desde el retorno de la democracia; la movilización estudiantil empezó a ser organizada desde la semana pasada; anoche esos mismos estudiantes protagonizaron una toma del rectorado en defensa del reclamo de los docentes; y la jornada coincidió con la descontrolada disparada del dólar que pone en duda la capacidad del gobierno nacional para gestionar la economía.

La suma de variables generó una movilización imponente que, según los organizadores, nucleó a cerca de 5000 universitarios que partieron del monumento 20 de Febrero, llegaron a la legislatura y recorrieron las calles del centro hasta llegar a la plaza 9 de Julio.