La pasividad de los oficiales ante las agresiones fueron muy criticadas.

Durante la manifestación «libertaria» contra el gobierno nacional realizada ayer en el Monumento a Güemes la Policía salteña no hizo demasiado. En lugar de proteger a los periodistas que fueron agredidos, algunos oficiales eligieron ponerse del otro lado y se tomaron fotografías con los manifestantes.

Así lo muestra una imagen que circula desde anoche en los medios y las redes. Una oficial de la Policía se acerca demasiado para épocas de distanciamiento social y posa para una fotografía libertaria, de barbijo mal colocado.

La pasividad de la Fuerza fue muy criticada por las organizaciones de prensa de la provincia, que no actuaron antes o después de las agresiones al fotógrafo Javier Corbalán y al periodista Alexis Miranda.

Te puede interesar:

Durante la marcha «libertaria» | Repudio de Sáenz y Bettina por las agresiones a la prensa