El ex presidente se montó sobre el banderazo del 12 de octubre contra el gobierno nacional y dio varias entrevistas. Los resultados no fueron lo que esperaba según una encuesta.

Una entrevista en TN la noche de aquel lunes 12 de octubre, supuso la reaparición del ex presidente que se mostró extremadamente crítico de la gestión actual. Luego dio otra entrevista, en una radio chaqueña, a los pocos días; y después otras más, en dos portales de noticias y en un canal de cable. Una consultora midió quizá la repercusión más sensible: ¿cómo le cayó a la gente en general? El 64% respondió que «no le cree» cuando habla.

Municipalidad de Salta

El estudio al que accedió Clarín es de MOVE, una firma con 15 años en el mercado y que trabajó para la gestión de Cambiemos. Se trató de un relevamiento de 1.000 casos a nivel nacional, con un +/- 3,5% de margen de error. El informe arranca con los datos de imagen y credibilidad del ex presidente, que son a groso modo coincidentes.

Por un lado, Macri combina 31% de imagen positiva (8% muy buena y 23% buena) y 67% de negativa (38% mala y 29% muy mala). Por el otro, un 26% de los encuestados responde que «le cree» cuando dice algo, pero un 64% «no le cree». Respecto a la imagen, a nivel cuantitativo, la consultora remarca que «desde abril venía relativamente estable, pero se deterioró significativamente en el último mes».

Uno de los cuadros muestra la evolución del diferencial en la valoración de Macri. Esto es el balance entre imagen positiva y negativa, que al líder de Juntos por el Cambio le da claramente en rojo. Ese diferencial, que en algún momento del año se redujo a un dígito, ahora está en – 36 puntos: 31 a favor y 67 en contra. Es la caída abrupta que advierten en MOVE.