El Procurador de la provincia le recordó los casos de Entre Ríos y La Rioja que adhirieron a la ley nacional para luego dar marcha atrás. También apeló al incumplimiento de nación que provocó un hacinamiento de las cárceles salteñas.

El gobernador de la Provincia, Gustavo Sáenz, recibió al procurador general de la Provincia, Abel Cornejo, quien realizó aportes sobre la Ley de Desfederalización Parcial de la Competencia Penal en Materia de Estupefacientes; aunque también hizo aportes en relación a la ubicación de la Unidad Carcelaria Nº1, aspectos vinculados con la seguridad y el proyecto de Reforma de la Constitución de la Provincia.

Con respecto al primer punto, Cornejo planteó al Gobernador la necesidad de suspender la vigencia de la Ley N° 26.052 que permitió a las provincias que adhieran a la nueva norma, actuar en el narcomenudeo. En Salta la adhesión entró en vigencia en el año 2014 y desde entonces, la Administración Nacional adeuda los fondos correspondientes que establece la normativa en su artículo 5º: “un sistema de transferencias proporcionales, a las jurisdicciones que adhieran, y que así lo requieran de los créditos presupuestarios de la Administración Pública Nacional, Ministerio Público y Poder Judicial de la Nación correspondientes a fuerzas de seguridad, servicio penitenciario y prestación de justicia con el objeto de garantizar la ejecución de la presente”.

Cornejo sostuvo que el incumplimiento del Gobierno Nacional generó hacinamiento en las dependencias del Servicio Penitenciario Provincial y las comisarías de la Policía de la Provincia, donde también se aloja a detenidos. “Se afectan Derechos Humanos y garantías constitucionales de los internos y la seguridad de toda la comunidad, cuando los efectivos policiales están abocados exclusivamente a tareas de microtráfico y no a otras problemáticas”, afirmó el Procurador. Cornejo citó los antecedentes de Entre Ríos y La Rioja, distritos que adhirieron a la ley, pero suspendieron su aplicación en virtud de la inexistencia de transferencia de los créditos.