Merceditas en la plaza tucumana (Foto: La Gaceta)

En la vecina provincia, entre otra de sus hilarantes anécdotas, ahora “bautizaron” a la escultura de un feto y la llevaron a la plaza principal con el cartel “Patria es vida”.

Tucumán tiene ese “nosequé” que le brinda características casi míticas, es una tierra donde pueden suceder eventos cercanos al realismo mágico. Por ejemplo esa idea que se propagó entre vecinos: colocar un envase de plástico con agua sobre el medidor de electricidad para pagar menos. Ahora, otra noticia insólita llega desde la vecina provincia: bautizaron como Merceditas a un feto gigante hecho con papel al estilo carroza de los estudiantes.

“Elegimos el nombre Mercedes porque es un nombre tucumano. Es nena. Lleva el nombre de nuestra Madre y Patrona, la Virgen de la Merced, que nos libra de la opresión del  enemigo, en este caso, del aborto. También representa la vida de Tucumán”, comentó a La Gaceta la señora Carolina Cano, miembro del “Movimiento Pro Vida de los autoconvocados”.

Hoy en la capital tucumana se llevarían adelante los actos patrios con la presencia de  autoridades nacionales, entre ellas el presidente Mauricio Macri. Ahí no faltó Merceditas, el feto de 1,50 metros de ancho y 2,40 metros de alto, junto a la inscripción: Patria es vida. Estuvo en  los festejos por el 9 de julio en la plaza Independencia. La prensa tucumana indica que la “estructura fue puesta por miembros de la organización Pro Vida de Tucumán frente a la Catedral mientras se realizaba el Solemne Tedeum”.