Destacan que es una de las hortalizas que más subió de precio desde que inició la cuarentena.

Un breve informe publicado por medios locales señala que, en el principal mercado de frutas y verduras de Salta, el precio de un cajón de tomate se ubica en los 1600 pesos por cajón. Además, indican que, en las verdulerías, puede encontrarse a 200 pesos el kilo.

“La suba se registra desde fines de la semana pasada. Estaba entre $800, $900 según la zona de procedencia pero se fue cambiando de lugar y por eso cambia los precios”, aseguró Enrique Vega, el presidente de Cofruthos.

Una de las explicaciones que dan para el incremento del precio es precisamente el lugar desde donde se trae el tomate. Además de la producción local está la mendocina y tucumana que abastecen al mercado salteño.

Mientras que los tomates de producción propia se encontraban entre los $600 y $700 por cajón, los procedentes de otras provincias superaban los $1000. “Se termina en un lado, se cambia de zona, también afecta cuando hace frío, si se hielan, si falta”, señaló Vega, al tiempo que aseguró: “Es normal la variación en los precios, también es algo temporal: sube y luego baja”.

En ese sentido, una de las recomendaciones es que la población opte momentáneamente por reducir el consumo de tomate y pruebe con otras hortalizas de estación. Aseguran que más temprano que tarde, el precio del tomate volverá a bajar.