El sindicato de los docentes de escuelas privadas advirtió que más de 12 mil maestros del sector se quedaron sin trabajo en todo el país. El titular de Sadop – Salta dio cifras al respecto.

“Por la crisis económica disminuyó el número de alumnos en las escuelas privadas y hay despidos de docentes”, reseña en su edición de hoy el diario Página 12 que precisó a su vez que las provincias más afectadas son Buenos Aires, Chubut, San Luis, Neuquén, Jujuy, Salta, La Pampa, Tucumán, Chaco, La Rioja y Río Negro. Así lo denunció el gremio Sadop, que estimó que las cesantías afectan a “entre el 5 y el 7 por ciento” de los maestros del sector, lo que supone que más de 12 mil docentes se quedaron sin trabajo.

Esos porcentajes, sin embargo, son más elevados en nuestra provincia. La periodista Laura Vales de Página 12 entrevisto al titular del sindicato de los docentes privados salteños – Mario Palavecino – quien aseguró a ese medio que “en Salta, por la baja matrícula, los despidos aumentaron entre un 10 y 12 por ciento con respecto al año pasado”, informó.

La información indica que la mayor parte de las desvinculaciones en la provincia y el país “son encubiertas”, en tanto los maestros se ven forzados a tomar una indemnización que no es la correcta o la promesa de que van a llamarlos para darles horas en otro lugar. La situación empezó hace varias semanas, aunque en la última el problema estalló.

En las escuelas privadas se desempeñan unos 240 mil docentes. A diferencia de la educación pública de gestión estatal, para ellos rige el mismo marco legal que para cualquier trabajador del sector privado, es decir que el despido sin causa es legal; sólo requiere que el empleador pague al despedido la indemnización. Pero la situación de falta de trabajo actual, advierten en el gremio, favorece que los patrones consigan que los docentes firmen su despido sin más, con la promesa de que los llamarán para cubrir horas en otro colegio.

“Los sueldos de los docentes de la actividad privada vienen, además, muy golpeados. Desde que el Gobierno suspendió la paritaria nacional (en 2017 omitió convocarla; en 2018 el presidente Mauricio Macri directamente la eliminó por decreto) avanzó el fenómeno de la dispersión salarial: en cada provincia se pagan los sueldos que los distritos pueden”, enfatiza Página 12.