Medida desesperada | Salteño se cosió la boca para que no lo desalojen

Foto: FM Noticias

Sucedió esta mañana frente a la Casa de Gobierno en barrio Grand Bourg. 

La protesta de toda la familia Acebal tuvo el punto cúlmine cuando Adolfo se encadenó en la puerta de la Casa de Gobierno de Salta y luego se cosió la boca. El motivo: reclaman para que no los desalojen de una casa de la zona oeste baja capitalina que aseguran les pertenece pero a falta de papeles que lo comprueben ya les dieron una orden de abandonar.

«Entraron a mi casa y me sustrajeron los papeles que yo estaba haciendo. Esta casa estaba a nombre de la empresa Avance, así miles de años. Yo tenía el recibo de la compra del terreno que era de $360 en el año 63. Yo estaba haciendo los planes y todo para iniciar el veinteñal porque mi padre y mi madre murieron y ninguno hizo los papeles. Lo estábamos haciendo nosotros, mi tía se enteró de todo esto y se quiso quedar con la casa y se quedó con la casa», expresó Adolfo a FM Noticias.

«La situación extrema lleva a tomar medidas extremas. De 7 a 20 días, estoy en la calle. Hoy me coso la boca para que al menos me de una situación de algo, el gobierno e quería dar un subsidios de 20 mil pesos por dos meses para pagar el alquiler y todos sabemos que para entrar a un alquiler tenés que tener por lo menos 40 mil o 50 mil, más el deposito, más la luz. Yo no llego, soy albañil y mi señora empleada doméstica. Sufro de artrosis deformativa, trabajo dos semanas y otra semana salgo a la calle vendo bolsas, vendo condimento y con eso me mantengo, le doy de comer a mis hijos, pago mis impuestos, los mando a la escuela, pero para un alquiler realmente no me alcanza», manifestó luego.