Mauro Sabbadini.

El precandidato a intendente por el Partido Felicidad dialogó con Cuarto Oscuro por FM Capital (97.7). Además de la corrupción municipal que se investiga (caso de facturas apócrifas), dijo que “con Leavy estuvimos reunidos la semana pasada”.

Sobre los allanamientos en la Municipalidad, de principios de este año, expresó: “Tenemos que exigir que haya transparencia y mucha responsabilidad en cuanto a la información que circula. Apenas apareció en las noticias el primer allanamiento que realizaron la Aeroportuaria y AFIP en la Municipalidad, empezaron a operar [desde el Ejecutivo comunal] para involucrar a gestiones municipales anteriores”.

“En realidad se trata de hechos ocurridos en 2016 y principalmente en 2017. Uno de los principales defectos que tiene la gestión de Sáenz es la falta de transparencia”, disparó Sabbadini y ejemplificó, más allá del caso de las facturas apócrifas: “No está claro qué pasó con los 12 o 14 millones de pesos que iban a la obra de Floresta. Esperemos entender qué es lo que la Justicia estaba buscando, se trata, en mi opinión, de episodios muy muy graves”, concluyó sobre los contratos públicos con Arcadio y Cecsa.

En cuanto a la campaña electoral, reafirmó el posicionamiento de Miguel Isa en cuanto a acompañar la candidatura presidencial de Juan Manuel Urtubey. Sin embargo, comentó: “En efecto, con el diputado nacional Sergio Leavy estuvimos reunidos la semana pasada. Desde Felicidad, si bien somos una fuerza autónoma, mantenemos un diálogo permanente con las fuerzas progresistas”.

Por otra parte, aseguró que “no tiene marcha atrás mi candidatura [a intendente] en tanto y en cuanto no acordemos un espacio de acuerdos programático para que no continúe Cambiemos. Sino, seguiremos trabajando desde Felicidad para llegar al CCM [Centro Cívico Municipal]”.

Cerró refiriéndose al entredicho que tuvo la semana pasada con el jefe de Gabinete de la comuna capitalina, Luis María García Salado. “Hay una suerte de preocupación por parte de los miembros del Ejecutivo municipal por los problemas de su gestión. García Salado solía ser uno de los funcionarios municipales más aplomados”, opinó.